Diabetes gestacional: lo que debes saber si estás embarazada

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se presenta sólo en mujeres embarazadas, es decir, en mujeres que son previamente sanas y durante el embarazo presentan diabetes. 

Existe una alta correlación entre la diabetes y el embarazo. La diabetes gestacional es un problema importante de salud. Aproximadamente entre el 3 y el 5 por ciento de todas las mujeres embarazadas en el mundo desarrollado, padecen de diabetes gestacional.

¿Que es la diabetes gestacional, por qué se produce?

En la diabetes gestacional, el azúcar en la sangre de una mujer es más alta de lo normal, porque las hormonas que se producen durante el embarazo bloquean el trabajo que hace la insulina. Las mujeres con diabetes gestacional tienen riesgo de dar a luz a bebés con problemas respiratorios o con alto peso al nacer.

Los síntomas de este tipo de diabetes son:

– Visión borrosa.

– Fatiga.

– Infecciones frecuentes, de vejiga, vagina y piel.

– Mucha sed.

– Orinar frecuente.

– Náusea y vómitos más allá del tercer trimestre de gestación.

– Pérdida de peso.

Factores de riesgo para la diabetes gestacional

Los factores de riesgo para presentar diabetes gestacional son:

– Tener más de 25 años al momento de quedar embarazada.

– Tener antecedentes familiares de diabetes.

– Haber tenido un bebé de más de 4 kilos.

– Tener hipertensión arterial.

– Tener sobrepeso antes del embarazo.

Cómo se realiza el diagnóstico

Para diagnosticar la diabetes gestacional todas las mujeres embarazadas deben realizarse una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Las mujeres que tengan varios factores de riesgo deben hacerse la prueba antes.

Qué hacer si el diagnóstico es positivo

El tratamiento adecuado de la diabetes gestacional debe tener como objetivo el control glucémico estricto que lleve a la reducción de las complicaciones materno fetales en el embarazo y en el parto, con un adecuado seguimiento del incremento del peso en la mamá.

El auto monitoreo de la glucosa en ayuno y especialmente de la glucosa después de comer es fundamental para guiar el tratamiento.

La alimentación sana es el pilar del tratamiento y en la mayoría de los casos puede ser suficiente para lograr un control metabólico adecuado.

De ser posible, todas las pacientes deberían ser enviadas a valoración por un nutriólogo. La dieta debe ser individualizada según la cultura, hábitos nutricionales , actividad física, peso ideal pre embarazo, ganancia de peso, etc., haciendo los ajustes posteriores necesarios para lograr el cumplimiento de las metas fijadas.

La actividad física moderada (por ejemplo, caminar 30 minutos diarios), tiene beneficios por que reduce cifras de glucosa materna y ayuda a reducir las complicaciones.

La insulina es el medicamento de elección en la diabetes gestacional, y está indicada cuando no es posible cumplir y mantener las metas glucémicas con las medidas no farmacológicas previamente mencionadas.

Conclusión

Si estás embarazada, es importante hacerle las preguntas adecuadas a tu médico. Has una cita con un nutriólogo que se especialice en mujeres con diabetes. Busca aquel o aquella con quien hagas “clic” porque será la persona que cuide de tu salud durante todo tu embarazo. El o ella te ayudarán a mantener tus niveles de glucosa en sangre.

En Médica Diabet estaremos felices de ayudarte y trabajar contigo para que evites cualquier complicación.

¿Qué más te gustaría conocer acerca de la diabetes y el embarazo? Anota tus dudas en los comentarios abajo y la responderemos de inmediato para que sientas tranquilidad de estar haciendo lo correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

El cuidado del pie diabético

Esta es la principal causa de insuficiencia renal

La insulina: tu aliada en el cuidado de la diabetes

No tienes porqué pasar otra navidad en cama tomando analgésicos, solo porque no te cuidaste de gripe (influenza) y tienes diabetes

x