La insulina: tu aliada en el cuidado de la diabetes

“Insulina” es un término que aparece muy a menudo, cuando la diabetes se diagnostica por primera vez. Los médicos utilizan esta terminología médica con la que quizás aún no estás familiarizado o te resulta difícil entender.

Mucha gente sabe que la diabetes está vinculada a la insulina, pero la mayoría de ellos no saben explicar qué es la insulina o cómo se relaciona con la diabetes.

Qué es la insulina y para que sirve

La insulina se produce en el páncreas para ayudar a controlar el nivel de glucosa en la sangre, es decir azúcar en la sangre.

Cuando comes, el cuerpo descompone los azúcares y almidones en los alimentos y da glucosa a cambio. La glucosa se utiliza entonces, como combustible en las células.

La insulina es una hormona. Las hormonas son mensajeros químicos que actúan como llaves y “abren las puertas” a las diferentes funciones del cuerpo.

La insulina es la llave que abre las puertas por las que la glucosa puede entrar en las células de tu cuerpo.

El páncreas es una glándula localizada detrás del estómago. Células pancreáticas contienen un “medidor integrado de glucosa en sangre”.

En las personas que no tienen diabetes, el medidor de glucosa en la sangre para limpiar el cuerpo es capaz de determinar la cantidad correcta de insulina que el cuerpo necesita para facilitar el viaje de glucosa a las células.

Cuando el nivel de glucosa en la sangre aumenta, el dispositivo reacciona mediante la inyección de la cantidad correcta de insulina en la sangre, de modo que la glucosa puede ser transportada en las células.

Algunas personas con diabetes tipo 2 no producen suficiente insulina, mientras que en otros casos las ”células diabéticas” ignoran a la insulina y no la usan correctamente. A esto le llamamos “resistencia a la insulina”.

Si la producción de insulina es baja o si existe resistencia a la insulina, las células no reciben suficiente combustible y la glucosa permanece en la sangre donde se acumulará.

Es por esto que los diabéticos tipo 2 tienen niveles altos de azúcar en la sangre. Si este nivel alto de azúcar en la sangre no se controla o trata, puede causar serias complicaciones de salud a largo plazo.

Durante las primeras etapas de la diabetes, la mejor manera de mejorar tu nivel de azúcar en la sangre, es ajustar tu dieta y realizar actividad física.

Sin embargo, la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva; así que puede ser que primero tengas que tomar pastillas para equilibrar el azúcar en la sangre, pero al final, la terapia de insulina será esencial.

Esto significa reemplazar la insulina que produce naturalmente tu cuerpo, con inyecciones de insulina.

Esto no quiere decir que una vez que inicies el tratamiento con insulina estas en las últimas fases de la enfermedad, al contrario, si inicias el tratamiento con insulina a tiempo, es decir, sin que sea la última opción, lograràs controlar mucho mejor la glucosa y evitar complicaciones.

Tu turno:

El primer paso hacia un mejor control de tu diabetes, es entender cómo funciona tu cuerpo.

¿Que te gustaría saber sobre el funcionamiento de la insulina en tu cuerpo y el papel que desempeña en tu diabetes. Deja un comentario abajo y comparte tu experiencia con nosotros.

También, si aun no lo has hecho, asegúrate de recibir nuestro boletín electrónico gratuito, para recibir mas artículos como este directamente en la comodidad de tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

El cuidado del pie diabético

Esta es la principal causa de insuficiencia renal

No tienes porqué pasar otra navidad en cama tomando analgésicos, solo porque no te cuidaste de gripe (influenza) y tienes diabetes

x