¿Que es la diabetes?

¿Alguna vez te has preguntado que es la diabetes? ¿Por qué se presenta? ¿Qué debo hacer si tengo diabetes?

Leemos y escuchamos por todas partes la palabra diabetes, en el diario, en la televisión, en conversaciones con familiares y amigos.

Es importante tener resueltas estas preguntas porque estamos en contacto permanente con personas que tienen diabetes y tal vez nosotros mismos estemos en riesgo de padecerla.

Conocer lo más posible sobre la enfermedad nos ayuda a prevenirla y, en caso de padecerla, a poder evitar complicaciones.

 

Qué es la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, es decir, que no se cura. No se contagia pero sí se transmite por herencia, y consiste en que la insulina en el cuerpo no se produce o no puede hacer su efecto en forma adecuada, lo que ocasiona que la glucosa en la sangre se eleve.

La glucosa es un azúcar procedente de los alimentos, se almacena en el cuerpo y es la principal fuente de energía siempre y cuando se encuentre dentro de las células.

En condiciones normales, todas las personas producimos insulina en forma natural en el páncreas, la insulina se encarga de facilitar que la glucosa entre en las células y se aproveche en forma de energía.

Si la insulina no se produce, como en la diabetes tipo 1, o si las células son resistentes a su acción, como en la diabetes tipo 2, entonces la glucosa queda libre en la sangre y este exceso puede lesionar los vasos sanguíneos de órganos tan importantes como el corazón, el cerebro, los ojos y los riñones.

 

Los síntomas de la diabetes

Entre los síntomas de la diabetes se encuentran:

  1. Orinar mucho, porque la glucosa sobrante se excreta en los riñones y entonces se necesita más agua para transportarla.
  2. Tener mucha sed, porque se pierde mucho líquido en la orina.
  3. Perder peso, ya que si no hay suficiente insulina para ayudar al organismo a utilizar la glucosa, este tendrá que descomponer el músculo y la grasa almacenada en un intento de proporcionar combustible a las células.
  4. Sentir cansancio, porque no se usa la glucosa adecuadamente en forma de energía.

 

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico se hace con una prueba de glucosa en sangre. Si la prueba se hace con un ayuno de 8 horas y el resultado es mayor a 126 mg/dl se establece el diagnóstico de diabetes y se debe iniciar tratamiento.

También se deben hacer algunos cambios en el estilo de vida como: comer alimentos saludables reducidos en grasas y carbohidratos y realizar mínimo 30 minutos de ejercicio al día.

En caso de que el nivel de glucosa esté entre 100 y 126 mg/dl se trata de una prueba de glucosa alterada o prediabetes y es el momento de realizar cambios en el estilo de vida a fin de reducir los niveles de glucosa sin la necesidad de medicamentos.

Otras pruebas para establecer el diagnóstico de diabetes son la hemoglobina glucosilada o la prueba de tolerancia oral a la glucosa.

Las pruebas de detección para diabetes tipo 2 deben realizarse en los siguientes casos a pesar de no tener síntomas:

  • A partir de los 10 años de edad.
  • Cada dos años en niños obesos que tengan factores de riesgo para diabetes como familiares cercanos con diabetes o sedentarismo.
  • En adultos con sobrepeso que tengan otros factores de riesgo y en todos los adultos mayores de 45 años y repetirla cada tres años.

En algunas ocasiones las personas van al médico con los resultados de laboratorio y no  preguntan cuál es el resultado, o, cuando le preguntan al médico, él simplemente les responde “su glucosa está bien”. Sin embargo, eso no es suficiente.

Si te hiciste análisis, es importante que te asegures que el médico te diga específicamente la cifra que obtuviste, que la registres y la recuerdes.

Una persona con diabetes y con control adecuado tendrá niveles de menos de 140 mg/dl en ayuno, o de 180 mg/dl hasta dos horas después de las comidas.

 

Consideraciones finales

Es fundamental que conozcas tu nivel de glucosa y lleves un registro en el que anotes la fecha de la toma de glucosa junto con el nivel obtenido.

Adicionalmente, utiliza esta Guía de Autocuidado para que cuentes con información clara para prevenir o controlar mejor la enfermedad.

Finalmente, si tienes prediabetes o diabetes, es importante formar equipo con varios especialistas de la salud como endocrinólogo, oftalmólogo, podólogo, educador en diabetes, dentista, nutriólogo, psicólogo e instructor deportivo con la finalidad de evitar complicaciones y tener una vida larga y saludable en compañía de tus seres queridos.

¿Contabas con toda esta información acerca de qué es la diabetes? ¿Qué información adicional te gustaría tener?

Comentarios

  1. Pingback: Prediabetes: Los datos más importantes que debes conocer
  2. Pingback: Prediabetes: Los datos que debes conocer para prevenirla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

El cuidado del pie diabético

Esta es la principal causa de insuficiencia renal

La insulina: tu aliada en el cuidado de la diabetes

No tienes porqué pasar otra navidad en cama tomando analgésicos, solo porque no te cuidaste de gripe (influenza) y tienes diabetes

x